dissabte, 1 de gener de 2011

PALABRAS DEL COMPAÑERO MARTXELO DE AHAZTUAK

 
 
Qué decir cuando te dicen que una persona como Álvaro nos ha dejado y que no contaremos con su presencia física, con su fuerza para mover este carro de la transformación social y humana que tantos y tantas -él entre nosotr@s, nosotr@s junto a él- asumimos, cada uno en su momento, empujar de forma voluntaria.

Para nosotr@s hablar de Álvaro es ver de nuevo la foto de momentos de trabajo, de reuniones, de actos: Madrid, Plaça de Sant Jaume, Bidangoz... y tantos otros lugares desde hace muchos, muchos años. Álvaro es una cara en muchas fotos, en muchos momentos, en muchas coyunturas... pero siempre sabiendo donde estaba y para qué estaba.

Alvaro ya no esta fisicamente entre nostr@s, pero cada vez que veamos a l@s compañer@s del Col·lectiu del Baix LLobregat, cada vez que veamos una senyera junto a una tricolor republicana, veremos reflejada su cara y su sonrisa socarrona, y sentiremos su presencia junto a nosotr@s. Ahí estará siempre como estuvo hasta ahora -pequeño pero peleón- y ahí con él estaremos también nosotr@s hasta que la naturaleza nos fuerce, como a él, a esa despedida involuntaria pero ineludible...

En su memoria y en su honor estas estrofas de una canción de la argentina Teresa Parodi en las que nos vemos reflejad@s y que Álvaro, conociéndole, seguramente haría suyas de buen grado...

Mañana
Cuando me vaya con ese sueño
Que no he podido alcanzar a tiempo
Tal vez me reste sólo cantar

La vida
Suele jugarnos brava partida
Nos pide cuentas de la osadía
Nos da y nos quita pero nos da

Señores
Tengo una deuda con la armonía
Tengo una falta muy repetida
No me resigno a la impunidad

Señores
Tengo una deuda de amor y vida
Con los que sueñan y aún pelean
Por la utopía y la libertad.

Hasta siempre Álvaro, compañero!!...

Y Frente Rojo, así en el Cielo como en la Tierra!!




Eskerrik Asko Martxelo por tus palabras en nombre de Ahaztuak. Álvaro era gran admirador de vuestro trabajo, de vuestra movilización y vuestra presencia por la la lucha por la verdad, la justicia y la reparación para TODAS las víctimas del franquismo más allá de la muerte del dictador. Había plena sintonía y afecto, cosas que no siempre coinciden, y que tan importantes son para el buen funcionamiento de una relación. La marcha, que no la ausencia, de los que lucharon hasta sus últimos días, debe ser un aliento para todos nosotros, y seguro que desde nuestros colectivos no cejaremos en reivindicar lo que la justicia les ha negado, su derecho a ser considerados víctimas de crímenes imprescriptibles y a ser reparados. Nosotros seguiremos pidiendo la anulación de los juicios del fascismo español, entre ellos los del compañero Álvaro.  Un fuerte abrazo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada